Raviolis de ricotta y espinaca con mantequilla y salvia

Esta es la tradicionalísima receta italiana ‘Burro e Salvia

Ingredientes: Ingredientes: raviolis para 4 personas (se calculan entre 150 y 250 grs por persona), 40 grs de mantequilla (60 para raciones abundantes), 8 hojas de salvia (12 para raciones abundantes), queso rallado (parmesano, grana, pecorino o un manchego bien curado).

Elaboración: Poner agua a calentar en una olla grande. Cuando hierve, hechar sal y poner la pasta. Cuando vuelva a hervir, bajar el fuego al mínimo. Para saber si está lista, sacar un ravioli del agua después de 5 minutos de coccióny probar un trocito del borde.

Una vez se haya puesto la pasta en el agua, poner la mantequilla en una sartén o cacerola pequeña a fuego mínimo. Una vez diluida, añadir las hojas de salvia (limpias y secas). Dejar a fuego bajo para que no se queme la mantequilla. Cuando la pasta está casi lista, poner un poquito de la mantequilla al fondo de la fuente donde la vamos a servir. Con una espumadera ir sacando los raviolis de la olla e ir poniéndolos en la fuente, alternando una capa de raviolis, una de mantequilla y un puñadito de queso. Este método permite evitar mover los raviolis para incorporar la salsa. Servir inmediatamente.

Esta es la tradicionalísima receta italiana ‘Burro e Salvia

Ingredientes: Ingredientes: raviolis para 4 personas (se calculan entre 150 y 250 grs por persona), 40 grs de mantequilla (60 para raciones abundantes), 8 hojas de salvia (12 para raciones abundantes), queso rallado (parmesano, grana, pecorino o un manchego bien curado).

Elaboración: Poner agua a calentar en una olla grande. Cuando hierve, hechar sal y poner la pasta. Cuando vuelva a hervir, bajar el fuego al mínimo. Para saber si está lista, sacar un ravioli del agua después de 5 minutos de coccióny probar un trocito del borde.

Una vez se haya puesto la pasta en el agua, poner la mantequilla en una sartén o cacerola pequeña a fuego mínimo. Una vez diluida, añadir las hojas de salvia (limpias y secas). Dejar a fuego bajo para que no se queme la mantequilla. Cuando la pasta está casi lista, poner un poquito de la mantequilla al fondo de la fuente donde la vamos a servir. Con una espumadera ir sacando los raviolis de la olla e ir poniéndolos en la fuente, alternando una capa de raviolis, una de mantequilla y un puñadito de queso. Este método permite evitar mover los raviolis para incorporar la salsa. Servir inmediatamente.

Los raviolis de ricotta y espinaca también están deliciosos con nuestro pesto de salvia.

Buon appetito!

Volver a consejos y recetas

encarga tu pasta

Haz tu pedido al
93 476 51 49

EL boletin

Recibe información de
nuestros cursos y recetas.

Consejos y Recetas

Recetario y consejos de cocción.